Suman más 60 estancias infantiles cerradas en Puebla.

La resentante en Puebla del movimiento en defensa de las estancias infantiles, Ariadna Pimentel Espinosa, dio a conocer que ya dejaron de operar poco más de 60 estancias, debido a que carecen del subsidio del gobierno federal, entre ellas la que ella operaba: Jean J. Lafayet; de igual forma, negó que este jueves, cuando realizaba las dirigencias para la entrega del inmueble se hubiera suscitado una riña como algunos padres de familia denunciaron.

Contó que en el caso de su guardería, igual como en la mayoría de las 502 que se encuentran registradas en el estado, dejó de recibir los 850 pesos que recibían cada mes por niño como parte del programa federal, lo que le obligó a solicitar el apoyo de los padres de familia por la atención de sus hijos. 500 pesos fue la cuota que se fijó.

Indicó que mantuvo baja la cuota porque estaba consciente de que los usuarios cuentan con un ingreso bajo y por ello mismo, pocos la cubrieron en plenitud, lo que originó que paulatinamente empezaran a presentarse problemas en la operación. Otro de los inconvenientes, añadió, fue que pocos padres de familia cumplieron con el registro en el censo que la Secretaría de Bienestar efectuó, motivo por el cual sólo 15 lograron recibir el respaldo y de estos, cinco continuaron en la estancia, el resto argumentó que los cuidarían los abuelos o un familiar.

“Tengo todos las conversaciones del chat guardadas”. Ante la merma en los ingresos, insistió, determinó dejar de operar, lo que ocurrió desde el pasado miércoles, de lo que fueron notificados los tutores de los infantes a su cargo. Asimismo, negó la versión de que por el pago de cuotas se hubiera generado un ingreso de 70 mil pesos en el último bimestre, como difundieron los usuarios. “No es verdad y si hubiera sido deben de considerar que de renta eran 15 mil pesos mensuales, más el pago de mis auxiliares, otros 15 mil pesos, y los gastos por los alimentos y demás. La verdad es que ya no salía, por eso opté por cerrar”.

Reconoció que efectivamente arribaron al inmueble durante el cierre de operaciones las representantes de otras estancias, pero como un acompañamiento; por lo que cerró la denuncia de los padres de familia de que una de ellas agredió a una de sus auxiliares. “No es verdad. Ella se desmayó y hay testigos de ello”. Finalmente, dijo que su momento fue evaluada su estancia y calificada como de las mejores, “pero al final todo fue diferente porque carecíamos de recursos y eso los padres de familia tienen que estar conscientes”.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Transmisión en Vivo
Facebook
TWITTER
INSTAGRAM