Jimmy Fallon provocó que Selena Gomez estallara en llanto.

Selena Gómez llegó hasta las lágrimas el martes cuando visitó el set de The Tonight Show, cuando Jimmy Fallon la reto a un picante juego: comer alitas enchiladas y calientes que preparó Sean Evans del programa Hot Ones. La actriz aceptó que nunca había visto la serie web en la que los invitados responden preguntas, mientras degustan el condimentado platillo.

La joven de 26 años tuvo un augurio muy atinado: “¡Me voy a arrepentir de esto!”, dijo. La dinámica, que de acuerdo con Sean fue la versión breve, comenzó con una salsa picante suave de Los Calientes, pero a partir de entonces comenzó a subir de tono, hasta llegar a una que “pica 400 veces que un jalapeño”.

En su primer reto Selena, quien es originaria de Texas, logró hacerlo muy bien. Luego Jimmy probó una salsa con pimienta de Trinidad y escorpión, mientras ella se deleitaba con la pizza y pepinillos cortesía de Hooters, por lo que Evans le pidió que le explicará porqué le gustaba tanto la comida del lugar y desde cuándo lo frecuentaba.

«Inicialmente, fue porque mi papá quería ver a las chicas. Pero entonces, no sé, disfruto los pepinillos fritos, los camarones, la mantequilla. Es bueno”, respondió Selena con calma; en tanto Jimmy mostró su primera reacción a las alitas picantes, algo que ella también dijo que estaba empezando a experimentar.

Valiente la cantante mordió la tercera llamada Da’Bomb Beyond Insanity, que le provocó unas lágrimas instantáneas y que eran incontenibles cuando se comieron la ultima. “¡Lo odio!”, gritó ella; “¡Estás llorando!”, le comentó Jimmy, mientras trataba de aguantarse también. “¿Por qué le haces esto a la gente?”, le reclamó Selena a Sean.

Antes de ir a un pausa se vio a Gomez secarse las lágrimas y tomar leche para tratar de mitigar el escozor. Al regresar del corte el público aplaudió de pie a Selena y ella sólo atinó en darle un golpecito en el brazo a Fallon antes de abrazarlo. Él le aseguró que también se estaba “volviendo loco”.

La respuesta de la intérprete causó asombro: “Eso fue muy divertido, estaba vomitando en mi camerino”, compartió. Jimmy confirmó la versión de que la artista le pidió que saliera del lugar para no verla en tan bochornoso momento. Más tarde, durante la entrevista adelantó que ya terminó su tercer álbum de estudio, luego de cuatro años, por lo que se siente “aliviada”.

Con tintes de pop, Selena aceptó que en este material discográfico vertió el “buen momento” personal que está pasando con más guitarra eléctrica, letras conmovedoras y algo de guitarra acústica. La vista también sirvió para promocionar la película de zombis The Dead Don’t Die del director Jim Jarmusch, que se estrenó el mes pasado en el Festival de Cine de Cannes.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Transmisión en Vivo
Facebook
TWITTER
INSTAGRAM